EcomunIDAD

Bienvenidos a nuestra Ecomunidad, portal de aprendizaje, sabiduría, luz, armonía y bienestar

La selva abre su corazón y nos invita a aprender de sus pueblos, medicinas, de su fuerza y de su amor.​

 

Vision

Somos un centro de aprendizaje y de formación del ser donde aprendemos a caminar en comunidad, compartiendo y viviendo juntos, acompañados y guiados por la sabiduría de los abuel@s de los pueblos originarios y sus medicinas ancestrales, tejiendo puentes con el conocimiento y la tecnología del mundo moderno, para preparar el terreno fértil (lugares, personas y parejas) para sembrar la semilla de la nueva humanidad.

Somos autosuficientes en todos los aspectos.

Las personas llegan de todo el mundo para aprender a cuidar de su propio territorio, limpiar su semilla, inspirarse y replicar el modelo en otras partes del planeta.

 

Mision

Sembrar la nueva humanidad

 

Filosofía

 

Nuestra filosofía se inspira de la sabiduría ancestral de los pueblos indígenas, de las profecías de los guerreros del arco iris y de la gente del amanecer.

 

El Aro Iris representa la unión de todos los colores de la humanidad, de todas las razas, creencias, culturas y tradiciones, para anclar la energía del arco iris en la Tierra en un círculo completo de luz, paz y amor.

Todos somos hijos de la madre Tierra y juntos con los otros reinos, animal, vegetal y mineral, formamos una gran familia, y nosotros, como seres humanos, tenemos la responsabilidad de cuidar del bienestar de los otros reinos.

 

Promovemos la libre expresión de todas formas de fe y espiritualidad en la tolerancia del otro y el respecto de las diferencias, entendiendo que cada forma de espiritualidad es un Pilar de la Gran Casa que todos compartimos, y que todos estos conocimientos son necesarios para mantener el equilibrio de la Gran Casa.

 ​

Todos somos bienvenidos para vivir esta experiencia mágica donde todos nos convertimos en maestros y alumnos ya que todos​ tenemos algo para enseñar y algo para aprender.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estamos creando un espacio armonioso y abierto para convivir, co-crear y actuar juntos en familia, siguiendo la visión común.

 

 

Valores del buen vivir en comunidad:

 

  • Nos guiamos por el amor, el respeto, la tolerancia, el espíritu de familia, la unidad, la libertad individual, la conexión espiritual, la devoción y el servicio.

​​

  • Nos ayudamos en nuestro crecimiento personal y espiritual, confiando los unos en los otros y permitiendo el desarrollo de nuestras habilidades, dones y facultades.

​​

 

Regeneración y Autosostenibilidad  

 

  • Usando la permacultura, la agricultura regenerativa y otras técnicas de cultivos y producción de abonos, estamos creando un ecosistema donde la biodiversidad prevalece, donde los ciclos se cierran, se autogeneran y donde el bosque primario está protegido.

 

  • Cultivamos y producimos de manera orgánica.

Queremos llegar a corto plazo a producir todo lo que necesitamos para el propio consumo de la comunidad y para la venta o el troqueo del excedente.

​​Estamos sembrando mucha diversidad de especies comestibles de la región (frutas, cereales, legumbres, hortalizas…), especies medicinales, especies maderables para la reforestación, la construcción y refacción de las viviendas, especies que sirven para la confección de artesanía y ropas (semillas, fibras, tinturas…).

  • También usamos la arcilla que es un recurso muy abundante en esta área como medicina, para confeccionar jabones y elaborar cerámica.

 

 

 

 

 

Vivir en paz y armonía con la naturaleza:

  • Usamos y valorizamos los recursos naturales sin tomar más de lo que necesitamos.

 

  • Aprendemos de la naturaleza para conocerla y así conocernos y estar en paz con nosotros y con ella.

 

  • Cuidamos la Madre tierra, protegiéndola de todo tipo de contaminación y abusos, y la nutrimos con nuestro amor y nuestras oraciones.

 

  • El arte, en todos sus formas (música, danza, todo tipo de expresión...) nos permite conectarnos con nosotros, entre nosotros y con la tierra.

​​

Con el arte, embellecemos nuestra realidad y nuestro entorno.

 Creamos armonía y unidad.

 

El tiempo es arte…

Compartir y aprender:

  • Queremos compartir la magia de la vida, reaprender a vivir juntos en armonía, convivir e intercambiar con la población local, los niños y cada persona que lo desea.


 

  • Por medio de retiros, cursos, talleres y charlas, compartimos, aprendemos y rescatamos los conocimientos ancestrales y tradicionales y los saberes de cada uno (Medicina, chamanismo, agricultura, construcción, arte, música, artesanía, cocina, cerámica…)

 

 

Sanarse:

  • Promovemos y proveemos una alimentación sana y vegetariana con productos locales, naturales e integrales.

​​

  • Proponemos terapias holísticas y retiros espirituales, ceremonias, prácticas y disciplinas para el cuerpo, la mente, y el espíritu.

 

LA ECOMUNIDAD

 

La Ecomunidad Aroiris está ubicada en el corazón de la selva peruana, a solo dos horas de la ciudad de Iquitos, por la carretera Iquitos-Nauta, km48.5

 

Disponemos de 80 hectáreas de tierra cruzada por una hermosa quebrada. El territorio está definido de la siguiente manera:

El bosque primario: Es la parte principal que estamos cuidando, preservando su biodiversidad (70 hectáreas). Allí viven los abuelos árboles, guardianes de este territorio, juntos a las plantas, animales e insectos

La purma o rastrojo: 

Es una parte de selva que ha sido cortada y quemada para el cultivo y donde la vegetación. ha vuelto a crecer por varios años y donde crecen ahora árboles pioneros, frutales, árboles jóvenes y mucha vegetación.

Es la zona que estamos reforestando y regenerando 

Las chacras: 

 

Son las diferentes zonas donde cultivamos el alimento, tanto físico (caña de azúcar, bananos, plátanos, papayas, yuca, maíz, maní, piña, malanga y muchas variedades de frutas locales y verduras como pepinos, zapallos, ají dulce, albahaca, caihua, cocona...), como espiritual (coca, tabaco, ayahuasca, huambisa...

La zona de dieta y retiro:

Ubicados en medio del bosque primario cerca de la quebrada.:

Esta zona fue diseñada para llevar acabo procesos de retiros en aislamiento como los ayunos ,y las dietas de plantas maestras.( Para mayor información en el link de medicinas)
Todas las casas están hechas de madera y con techo de hojas, lo que requiere de un constante mantenimiento.

Las viviendas y los lugares comunes:

  • La casa grande que se compone de:

     - la cocina y el comedor comunitario donde se preparan y se comparten los alimentos durante los dos círculos de comida diarios.

 

     -3 dormitorios donde se hospedan los visitantes y los voluntarios.

 

  • La casa de sanación donde se preparan los alimentos para las dietas y los retiros.

 

  • El templo donde guardamos el fuego sagrado, donde preparamos las medicinas sagradas, donde compartimos los mambeaderos, los talleres, las ceremonias, y donde celebramos, cantamos, danzamos y rezamos.

 

  • La casa de la abuela donde preparamos la ayahuasca y otras medicinas.

 

  • La Casa del sol, la Casa de la amistad, la Casa del árbol, la Casa de los niños, que son las casas donde se quedan los miembros residentes y semiresidentes.

 

  •  El templo de la luna, espacio dedicado a la energía femenina, a los círculos de mujeres, y para las hermanas que están en estado de pagamento.

 

  • El templo del sol, espacio dedicado a la energía masculina, a los círculos de hombres, y para los que necesitan conectarse más profundamente con la energía masculina.

 

  • El taller de carpintería donde guardamos todas las herramientas.

 

  • El secadero, donde recolectamos agua de lluvia y almacenamos el material para construcción.

  • La estación de compostaje donde compostamos toda la materia orgánica, donde producimos abonos, bioles, y micro-organismos para los cultivos.

  • La Gran Maloka denominada la Casa Madre del Amanecer. (Para mayor información link de escuela ancestral)

LA VIDA EN COMUNIDAD

EL MAMBEADERO

RITUAL DE LA PALABRA

 

Los abuelos que nos están acompañando en este proceso de caminar en comunidad siempre nos dicen que para poder lograr a sostenerse en el tiempo en esta propuesta, es necesario e importante aprender a mambear.

El mambeadero es una de las actividades que une a toda la comunidad, y acontece todas las noches en la Casa de pensamiento, la maloca.  Es el ritual de la palabra que ha permitido a las comunidades nativas de transmitir su conocimiento de forma oral y así poder mantenerse unidas a través el tiempo.

Allí, sentados en silencio y quietos en la Casa Madre, alrededor del fuego sagrado, con la compañía de las medicinas ancestrales del mambe y del ambil, coca y tabaco, la comunidad comparte y teje la palabra, revisa y se organiza de manera permanente, y logra los acuerdos necesarios para poder convivir y caminar de manera sana y consiente.

Tomamos decisiones, resolvemos los conflictos, cantamos, danzamos, celebramos la vida, compartimos medicinas y tomamos chicha o cahuana, bebidas tradicionales que representan la palabra de la mujer.

 

En el mambeadero, se comparte la palabra de vida, palabra dulce, palabra que anima, que inspira, que orienta, que da aliento, palabra que le da vida a la vida.

Los abuelos dicen: tabaco frío, coca dulce. El tabaco enfría nuestra mente, y la coca endulza nuestro corazón.

En el mambeadero, invocamos al espíritu del tabaco para que desciende y que dé firmeza a nuestra palabra, y al de la coca para que la endulce. Así la palabra que se comparte es firmemente dulce, dulcemente firme.

En el círculo, somos todos iguales. No hay nadie atrás, nadie adelante, nadie arriba, nadie abajo. Es la forma sagrada que usamos para comunicar.

Compartimos visiones e ideas, sueños, experiencias, emociones y sentimientos, preocupaciones y dudas.

No hacemos juicios, no culpamos ni buscamos culpables, no atacamos, no nos defendemos, no argumentamos, solo dejamos que la palabra fluya a través de nuestros corazones, y estamos muy atentos para realmente escuchar, dando toda nuestra atención a la palabra que se está compartiendo.

Siempre buscamos llegar al "acuerdo", donde nos encontramos en una verdad compartida.

También hacemos acuerdos con los espíritus del territorio antes de realizar cualquier tarea, para que nadie se lastime o se enferme y para que todo fluya de la mejor forma.

Los abuelos siempre nos acuerdan que el mambeadero no termina cuando vamos a descansar, sino cuando la palabra amanece, cuando lo que se expresó se vuelve vida, acción. Eso nos permite caminar con más coherencia, revisando constantemente lo que se habló, y lo que se hizo o no se hizo.

      Acuerdos de convivencia 

Estos acuerdos son el resultado de 10 años de experiencia 

  • La comunidad funciona de forma auto gestionada y cada uno es responsable de lo que suceda en el lugar.
     

  • Compartimos los espacios comunes (Casa grande, templo, Casa Madre…) y todo lo que la tierra nos ofrece.

  • Compartimos la abundancia de la tierra en 2 círculos diarios de comida vegetariana

  • Compartimos las tareas que son repartidas en un círculo diario, en función de las necesidades definidas en el mambeadero.

             Siempre hay alguna tarea por hacer:​ Cuidar y limpiar los cultivos, construir, rehabilitar y mantener las casas e instalaciones, organizar las compras, traer agua, leña, cuidar el fuego, cocinar, limpiar, ordenar, pintar carteles… y cualquier otra cosa que sea útil o necesaria.
“Si vez una tarea, es tuya”​

  • Cada uno está invitado a ofrecer talleres y los talleres dependen de lo que cada uno esté dispuesto a ofrecer.

  • La comunidad vive y crece gracias a la colaboración de todos y a los aportes económicos que recaudamos a través de los diferentes retiros , ceremonias, entrenamientos, formaciones y nuestra tiendita de artesanías y medicinas.

  • Generamos juntos abundancia para la comunidad.

 

​Compartir genera abundancia.

Acuerdo con los elementos:

 

 

TIERRA MI CUERPO

 

 

Cuidamos de la naturaleza usando únicamente productos naturales.

 

Usamos la menor cantidad de material no bio-degradable.

Cuando salimos, llevamos los residuos inorgánicos (papel, plásticos, vidrios, pilas…) que hayamos traído y no puedan ser reciclados o rehusados.

Disponemos de una compostera para tirar los residuos orgánicos que luego servirán como fertilizante.

Disponemos de una estación de reciclaje donde reciclamos los residuos dándole un nuevo uso.

Usamos baños secos usando aserrín en vez de agua y donde la materia fecal es almacenada hasta que el proceso de descomposición la transforme en materia orgánica (no contamina el río) que luego usamos para plantar árboles frutales.

 

AGUA MI SANGRE

Tenemos una hermosa quebrada que cruza toda la comunidad y que es una gran bendición.

Existen diferentes zonas designadas para bañarse en diferentes sectores de la quebrada, para lavar ropa y aseo personal fuera del río, así como para los utensilios de cocina.

Usamos sólo productos orgánicos y bio degradables fuera de la quebrada.

Filtramos el agua de lluvia para tomar.

 

AIRE MI ALIENTO

El aire es nuestra palabra, hablamos con amor y respeto.

Mantenemos limpios nuestros pensamientos.

« Que nuestra palabra sea impecable »

Respetamos el aire de los demás. Hay zonas especiales para consagrar tabacos naturales y plantas medicinales de manera sagrada y respetuosa.

FUEGO MI ESPÍRITU

 

Cocinamos nuestros alimentos con leña.

El fuego central y el de la cocina son sagrados y los alimentamos únicamente con leña seca, ofrendas y nuestros rezos.

quemamos los papeles y cartones en lugares designados.

Las cenizas limpias sirven en los baños, para lavar ollas, ropas y como antiséptico.

  • Facebook Social Icon

This website powers the conservation

of the Amazon Rainforest. Learn More