Escuela Ancestral

LA FAMILIA ARCO IRIS Y LAS PROFECIAS DEL ARCO IRIS

 

La Familia Arco Iris promueve la expresión de toda forma de espiritualidad y fe, en la tolerancia del otro y el respeto de las diferencias. El Arco Iris representa la unión de los colores de la humanidad, las razas y las religiones, en un círculo de Luz y Paz. 


Todos los hijos de la Madre Tierra forman una Gran Familia y por eso nos llamamos hermanos y hermanas. 

Independientemente de religiones, nacionalidades o cualquier otra etiqueta, condición o circunstancia, cualquier persona, en cualquier lugar puede considerarse miembro de la familia arco iris y es bienvenido a casa a cualquier encuentro que desee asistir o en cualquiera comunidad.


Cada encuentro y cada comunidad es una oportunidad para acercarse a la Madre Tierra y experimentar lo que es vivir en armonía con hermanos y hermanas de muchos lugares diferentes, juntarse para unirse en el proceso de restablecer la Paz y cuidar la Madre Tierra.


Todos nos convertimos en maestros y estudiantes, ya que, viniendo de tantos caminos y pasados, tenemos mucho que compartir.  

La Familia Arco Iris de la Luz Viviente se reunió por primera vez en Colorado en 1972.


Hoy, hay encuentros por la Paz y la Curación y comunidades/ecoaldeas que siguen la misma filosofía, en los cinco continentes. 

Diferentes Profecías de los “Guerreros del Arco Iris”:

Profecía de los Hopis:


“Cuando la Madre Tierra esté enferma y los animales estén desapareciendo, entonces llegará una tribu con gente de todas las culturas, que creerán en hechos y no en palabras, y ayudarán a restaurar la antigua belleza de la Tierra. Ellos serán conocidos como los Guerreros del Arcoíris”.

 


Heyoehkah Merrifield, Cheroqui


"Las diferentes tribus indígenas no se sorprendieron cuando desembarcaron en sus costas hombres blancos, negros y amarillos; desde tiempos antiguos, los profetas habían predicho la llegada de otras razas. Ellos sabían también que los recién llegados iban a enterrar las antiguas tradiciones viviendo en esta tierra que ellos llamaban en esa época “La Isla de la Tortuga". Fue dicho también que más tarde el espíritu de los indígenas encontraría finalmente refugio a través de la unificación de las diferentes razas de esta Tierra. Pero, sólo una parte de las razas representadas tomaría conciencia de que somos una sola y única Familia.


Entonces, cualquiera sea el origen racial los guerreros del Arco Iris traerán grandes cambios y transformaciones en la manera de vivir en armonía con la creación y todos seres humanos."

 


Ojos de Fuego, Cree

Llegará el día en que la codicia del hombre blanco, del Yo-ne-gi, hará que los peces mueran en las corrientes de los ríos, que las aves caigan de los cielos, que las aguas ennegrezcan y los árboles ya no puedan tenerse en pie.


Y la humanidad, como la conozco, dejará de existir. Llegará el tiempo en que habremos de necesitar a "los que preservan las tradiciones, las leyendas, los rituales, los mitos y todas las viejas costumbres de los pueblos" para que ellos nos muestren cómo recuperar la salud, la armonía y el respeto a nuestros semejantes.  Ellos serán la clave para la supervivencia de la humanidad, y serán conocidos como "Los Guerreros del Arco Iris".


 Llegará el día en que algunas personas despierten de su letargo para forjar un Mundo Nuevo de justicia, de paz, de libertad y de respeto por el Gran Espíritu.


 Los Guerreros del Arco Iris transmitirán el mensaje, para difundir sus conocimientos a los habitantes de la Tierra, a los habitantes de Elohi.


Ellos enseñarán a vivir como vive el Gran Espíritu, y mostrarán cómo ese mundo futuro se ha alejado del Gran Espíritu y por qué razón se encontrará tan enfermo. Los Guerreros del Arco Iris le enseñarán a la gente que este Ser Ancestral, el Gran Espíritu, es un ser de amor y comprensión, mostrarán cómo devolverle a la Tierra, a Elohi, toda su belleza. Estos Guerreros del Arco Iris proporcionarán a la gente los principios y reglas para hacer una vida acorde con el mundo. Estos principios serán los mismos principios que seguían los pueblos del pasado. Los Guerreros del Arco Iris le enseñarán a la gente los viejos hábitos de la unidad, del amor y de la comprensión.


Y enseñarán por los cinco rincones de la Tierra cómo alcanzar la armonía entre las personas. Le enseñarán a la gente cómo orar al Gran Espíritu de la misma manera como lo hacían los pueblos del pasado, dejando que el amor fluya como las hermosas corrientes que descienden de las montañas, por cauces que las llevan a unirse con el océano mismo de la vida.


Y una vez más renacerá la alegría de estar en compañía, como también en la soledad. Estarán libres de envidias mezquinas, y amarán a sus semejantes como a sus hermanos, sin importar el color de su piel, su raza o su religión. Sentirán cómo la felicidad inunda sus corazones mientras se vuelven cada uno con el resto de la creación. Sus corazones serán puros e irradiarán calidez, comprensión y respeto por la humanidad, por la naturaleza y por el Gran Espíritu. Y una vez más colmarán sus mentes, sus corazones, sus almas y sus actos de los pensamientos más puros, para así aspirar a la magnificencia del Maestro de la Vida, ¡el Gran Espíritu! Hallarán la fortaleza que se oculta en la belleza de una oración y en los momentos de soledad de la vida.


Y sus hijos nuevamente podrán correr libres y disfrutar los tesoros de la Naturaleza y de la Madre Tierra, libres de venenos y de la destrucción generada por el Yo-ne-gi y sus prácticas codiciosas.

Los ríos fluirán limpios otra vez, los bosques serán abundantes y llenos de hermosura, y otra vez habrá aves y animales sin número. Nuevamente se respetarán los poderes del planeta y de los animales, y la conservación de todas las cosas bellas se convertirá en una forma de vivir.


El pobre, el enfermo y el necesitado recibirán cuidados de sus hermanos y hermanas de toda la Tierra. Y estas prácticas serán de nueva cuenta parte de sus vidas cotidianas.


Los líderes de los pueblos volverán a ser elegidos a la vieja usanza... no por el grupo político al que pertenezcan, ni porque griten más fuerte o presuman más, tampoco por un proceso de intercambio de insultos o acusaciones mutuas; serán elegidos aquellos cuyas acciones digan más que sus palabras. Serán elegidos como líderes o Jefes aquellos que den muestras de su amor, su sabiduría y su valor, que hayan sido capaces de actuar por el bien de todos. Serán elegidos por sus cualidades, no por la cantidad de dinero que posean. Y al igual que los Jefes devotos y considerados de la antigüedad, usarán su amor para entender a la gente y para asegurarse de que sus niños y jóvenes sean educados en el amor, en el trabajo y en el conocimiento de su entorno. Les mostrarán que los milagros pueden hacerse realidad para curar a este mundo de todos sus males, devolverle la salud y la belleza que antes tuvo.


Las tareas que les esperan a los Guerreros del Arco Iris serán muchas y mayúsculas.


Habrá enormes montañas de ignorancia que será necesario vencer; se enfrentarán contra prejuicios y odio.  Tendrán que ser dedicados, firmes en su fortaleza y tenaces de corazón. Porque en su camino hallarán mentes y corazones dispuestos a seguirlos en esta senda que le devolverá a la Madre Tierra toda su belleza y su plenitud. Ese día llegará pronto, ya no está lejos. Llegará el día en que nos demos cuenta de que todo lo que somos, nuestra existencia misma, se la debemos a las gentes que han reservado su cultura y su herencia, a esas personas que han mantenido con vida los rituales, las historias,  las leyendas y los mitos. Y será gracias a este conocimiento que ellos han preservado, como volveremos a estar otra vez en armonía con la Naturaleza, con la Madre Tierra y con la humanidad misma. Y descubriremos que este conocimiento es nuestra clave para la supervivencia. Éstos serán los Guerreros del Arco iris, y ésta es la razón que me impulsa a proteger la cultura, la herencia y los conocimientos de mis antepasados La Raza del Arco Iris viene a reforzar la igualdad entre las naciones y se opone a la idea de una raza superior que controlaría o conquistaría las otras razas.

La Raza del arco Iris viene a traer Paz, a través de la conciencia de que todas las razas constituyen en la verdad una sola raza.


Hunbatz Men, guardián heredero de la tradición Maya


"Esta época difícil vio nacer el comienzo de una nueva nación de seres multicolores. Las semillas de las cuatro direcciones se mezclaron para crear los primeros hijos del Arco Iris. Está escrito en el tiempo y en la memoria de los pueblos indígenas que nuestro sol se levantará de nuevo, que seremos capaces de restablecer nuestra cultura: sus artes, ciencias, matemáticas y religión. La sabiduría Maya resurgirá. Es por esta razón que nosotros, las comunidades amerindias, nos unimos otra vez para restablecer nuestra entera cultura."



Otra profecia


Cuando el Tiempo del Búfalo esté pronto a llegar, la tercera generación de niños de los hombres blancos dejará crecer sus cabellos y comenzarán a hablar del Amor que trae la curación de todos los hijos de la tierra. Esos niños buscarán nuevas maneras de comprenderse a sí mismos y a los otros. Usarán collares de cuenta, plumas y pintarán sus rostros. Buscarán a los Ancianos de nuestra Raza roja para beber de la fuente de su sabiduría. Estos niños blancos servirán como señal de que nuestros ancestros están retomando en cuerpos blancos por fuera pero rojos por dentro. Ellos aprenderán a caminar en equilibrio sobre la superficie de la Madre Tierra, sabrán llevar nuevas ideas a los jefes blancos..”

TEMPLO DE LA LUNA

La mujer es la madre de toda la humanidad. Si ella está dormida, sus hijos también lo están.

Es momento de hacernos cargo y comenzar a limpiar y sanar, con paciencia, fuerza y dulzura, por nosotras, nuestros ancestros y nuestros hijos.

Al despertar la diosa que vive en cada mujer, traemos fertilidad, abundancia, felicidad y renovación a toda la humanidad y a todo el planeta.

​El templo de la luna es un espacio hermoso y apartado, dedicado exclusivamente para la energía femenina, para poder conectar con los ciclos lunares, disfrutar la menstruación como el tiempo sagrado que es, canalizar de manera positiva nuestra energía creadora, conocer nuestro templo, amarnos profundamente y para reunirnos para honrar el sagrado femenino.

La luna y su relación con lo femenino nos invita a retirarnos para  sumergirnos en lo más profundo de nuestro ser.

Conectar con la matriz: el útero, la tierra, las plantas, los ancestros, el fuego y todo lo divino que el universo nos desee entregar durante este tiempo especial.

Durante la menstruación se abre un portal, generando un espacio de introspección que permite limpiar y eliminar todo aquello que ya no queremos en nuestras vidas.

Reunirnos entre mujeres, generar círculos y compartir experiencias nos enriquece el espíritu. A la luz del fuego sagrado, el canto y la magia acompañan nuestros encuentros: sanando, liberando, bendiciendo, permitiéndonos unir nuestros corazones en espiral aro iris.

Allí sentadas en esta casa, las mujeres recuerdan lo hermoso que es ser mujer. Nacidas para dar luz, para crear, amar y expandir.

Juntas, en comunión con lo masculino, el complemento perfecto, generamos armonía, plenitud y abundancia.

Invitamos a todas las mujeres a unirse en este rezo, informando que el templo de la luna se encuentra disponible siempre, para todas las hermanas que deseen trabajar en este propósito.

Si la luna influye en mares, ríos y lagos… Como influirá en nosotros que somos 80% agua?

Bienvenidas

  • Facebook Social Icon

This website powers the conservation

of the Amazon Rainforest. Learn More